Newsletter de la Asociación Española de Contabilidad y Administración de Empresas (AECA)


CASO PRÁCTICO
Impuesto de Sociedades.


Una empresa adquiere el 1 de enero de 2005 un activo cuyo valor de coste es de 100 €, su valor residual nulo y su vida útil es de 4 años. Se amortiza linealmente tanto para propósitos contables como fiscales. La empresa opta por la aplicación del criterio del valor razonable a afectos de valorar contablemente el bien. Suponemos que a lo largo de su vida útil la aplicación del criterio del valor razonable sólo supone una revalorización al final del primer año. En ese momento, a efectos contables, el bien se revaloriza en un 50% sobre su valor neto contable. Hacienda por su parte no reconoce dicha revalorización a efectos fiscales y mantiene la valoración del bien al coste a todos los efectos.

La tabla de amortización prevista para el elemento es:



El gasto total contable no coincide con el gasto total fiscal, y por tanto, en sentido estricto, no se trata de una diferencia temporal en la imputación del gasto por amortización en los cuatro años de vida útil. Sin embargo, según el método del balance hay una diferencia temporaria que dará lugar a cantidades imponibles en periodos sucesivos y por tanto dará lugar a una deuda por impuesto diferido. Siguiendo la NIC 12 original podemos opcionalmente reconocer o no el efecto impositivo. En la normativa española no está previsto. Si tomamos AECA como referente la diferencia es permanente y no hay efecto impositivo con el método del resultado. Si tomamos como referente el Borrador de fusiones sí habría un efecto impositivo por asimilación.

Vamos a suponer dos casos, que el activo se venda antes de finalizar su vida útil, y que el activo permanezca en la empresa hasta finalizar su vida útil con un valor residual nulo.

CASO A:
El activo se vende al final del tercer año por su valor neto contable. A efectos contables no existe ningún beneficio (simplemente la reserva pasa a ser de libre disposición) pero sí a efectos fiscales ya que el valor fiscal del activo es inferior a su valor contable.

a) Método de la cuenta de resultados (siguiendo el criterio establecido en el Documento de AECA o la opción de la NIC original de no reconocer el efecto impositivo)



* La revalorización se ha contabilizado como una reserva por cambios en el valor razonable por lo que no aparece en la cuenta de resultados



La cuota a pagar siempre coincide con el gasto por impuesto, no surgiendo por tanto ningún impuesto diferido.

b) Método del Balance



El valor fiscal del activo es lo que se obtiene por él en la venta.

El gasto por Impuesto de Sociedades se calcula como la suma del Impuesto a pagar y la variación del saldo de la cuenta de Impuesto diferido del balance. Sin embargo, la parte de gasto por impuesto diferido no se imputa al Resultado del Ejercicio sino que se carga o abona a la cuenta de reservas, ya que el ingreso imputable se registró directamente en el neto sin pasar por la cuenta de resultados. Así pues:



Los asientos anuales para registrar el efecto impositivo son los siguientes:



CASO B:
El activo permanece en la empresa hasta el final de su vida útil.

a) Método de la cuenta de resultados (siguiendo el criterio establecido en el Documento de AECA o la opción de la NIC original de no reconocer el efecto impositivo)



* La revalorización se ha contabilizado como una reserva y no como un beneficio del ejercicio tal y como prescribe la normativa internacional para el caso de la opción del valor razonable.



La cuota a pagar siempre coincide con el gasto por impuesto, no surgiendo por tanto ningún impuesto diferido.

b) Método del Balance



El gasto por Impuesto de Sociedades se calcula como la suma del Impuesto a pagar y la variación del saldo de la cuenta de Impuesto diferido del balance. Sin embargo, el gasto por impuesto diferido se abona o se carga en este caso a la cuenta de reservas, ya que el ingreso que ha dado lugar al gasto por impuesto también ha ido directamente a reservas sin pasar por la cuenta de resultados. Así pues:



Los asientos anuales para registrar el efecto impositivo son los siguientes:




Fuente: Newsletter AECA "Actualidad NIC/NIIF" Nº 6 - Junio 2006