Dirigir Vía Inducción. Una Aproximación Multidisciplinar


DOCUMENTO 20- COMISIÓN DE ORGANIZACIÓN Y SISTEMAS

P.V.P: 15,00       -   Precio Socio: 7,50 
70 Páginas
Año de publicación: Septiembre 2010 (1ª edición)

Ponente del Documento: Isabel de Val Pardo, Universidad Pública de Navarra

Disponible en ebook y en papel.

COMO REALIZAR EL PEDIDO
Tienda Socios
Tienda No Socios
Librerías
info@aeca.es - 91.547.44.65
 
ÍNDICE


1. INDIVIDUOS Y ORGANIZACIONES
1.1. CEREBRO
1.2. CONOCIMIENTO
1.3. PENSAMIENTO
1.4. INTUICIÓN, CONCIENCIA Y ACCIÓN

2. DIRIGIR
2.1. INDUCCIÓN Y PROCESO DE DIRECCIÓN
2.2. ACCIONES DIRECTAS
2.3. ACCIONES INDIRECTAS
2.4. APORTACIÓN

ANEXOS

I. CEREBRO, CONCIENCIA Y MEMORIA
II. SOSTIENE LA FILOSOFÍA

BIBLIOGRAFÍA

RESUMEN

El Documento trata de ofrecer una aproximación novedosa de la acción de dirigir desde la Filosofía, la Neurociencia, la Neuropsicología y la Administración de Empresas. Se vale del “ser” y para “qué” de la inducción, a fi n de responder a las preguntas: para qué (resuelve polaridades), para quién (la Dirección), cómo (unas acciones), cuándo (inserción inicial del personal y periódicamente) y dónde (en las organizaciones). Parte de ciertas nociones sobre aspectos de la naturaleza humana y de las organizaciones. A continuación pergeña cómo pueden encaminarse las intenciones de los equipos humanos que las integran para alcanzar un determinado fin, evolucionando de lo sensible a lo inteligible, de lo particular a lo universal. Trata de alumbrar lo que puede ser la dirección vía inducción a partir del conocimiento, el pensamiento y la conciencia individual y colectiva, por la agregación de unas acciones directas e indirectas que confi guran el corpus de la perspectiva. Desde hace bastante tiempo, el afrontar problemas, tomar decisiones, aprender y crear, conforman la acción de dirigir, con cierta evidencia, pero el desarrollar la intuición y cultivar emociones positivas son aportaciones novedosas a confi gurar. Las analogías entre disciplinas y sinergias originan nuevas líneas de investigación interdisciplinar que alumbran campos novedosos de conocimiento. Así, dirigir vía inducción, añade a un sistema empresarial unos rasgos que le proporcionan de una estética que se puede capitalizar: las acciones del proceso, promueven la vida intelectual y emocional, fomentan la imaginación, el espíritu creativo, el entusiasmo y el cultivo del talento, y facilitan un proceder sabio a la Dirección. La Dirección, al incorporar las acciones directas e indirectas que se proponen, percibirá a medio y largo plazo, sentido (entendido como el modo particular de entender al sistema organizativo por todos los implicados), y sensibilidad (gracias al aprendizaje y el cultivo de la creatividad y de las emociones positivas, que fomentan la facultad de sentir o desarrollar la calidad de las cosas sensibles).