La escasa innovación, las restricciones del crédito y el mal uso
de la información lastran a la Pyme española

Las Pymes al dar respuesta a la crisis económica vía reducción de la innovación, están perdiendo competitividad de cara al futuro para cuando la situación económica mejore, dejándose en el camino cuota de mercado difícil de recuperar.
El sector bancario está trasladando su ineficiencia al sector empresarial restringiendo el crédito, especialmente a proyectos innovadores.
Las empresas no están aprovechando el gran activo a su alcance de la información sobre su gestión y resultados.

Madrid, 10 de mayo de 2010. Bajo el título "La pyme española: problemas y soluciones" se ha celebrado la Mesa Debate AECA con la participación de un destacado plantel de expertos provenientes de distintas entidades y sectores.

En el escenario actual de crisis económica, la supervivencia de la Pyme va a depender especialmente de cómo sea capaz de organizar sus recursos y capacidades, así como de manejar el factor de la innovación. De acuerdo con diversos estudios, la innovación sigue siendo rentable en época de crisis para la pyme española, apreciándose una relación positiva entre ésta y el rendimiento.

Domigo García Pérez de Lema, catedrático de la Universidad Politécnica de Cartagena, destacó "el esfuerzo encomiable de algunas pocas empresas que, en una situación económica tan difícil como la actual, están apostando por la innovación, con la finalidad de intentar no perder competitividad y posicionarse adecuadamente ante un futuro de mejora económica".

Así mismo "se está apreciando un cambio en el tipo de innovación, dirigida cada vez menos a procesos productivos y más a producto, en principio más fácil y rápida de rentabilizar", según Francisco Somohano, director de la Cátedra Pyme de la Universidad de Cantabria.

Aunque la I+D+i exige recursos financieros, si se acompaña de una buena planificación económica y financiera, se genera un círculo virtuoso dónde los primeros beneficiarios deben ser los trabajadores de la empresa. "El grave problema actual se encuentra en las fuertes restricciones del crédito para pymes. El sector bancario está trasladando su ineficiencia al sector empresarial reduciendo e incluso llegando a ahogar la I+D+i", según Juan Antonio Maroto, catedrático de la Universidad Complutense. "Sabemos cuales son los factores clave para el éxito de la pyme: innovación, avance tecnológico, planificación financiera, internacionalización ,etc...el problema es que todos ellos necesitan financiación", recalcó Maroto.

El Mercado Alternativo Bursátil (MAB) se presenta como una alternativa financiera prometedora "que ofrece numerosas ventajas para las Pymes, pero que se enfrenta al reto principal de darse a conocer e ir penetrando en el medio plazo como instrumento de financiación ágil y accesible a las empresas innovadoras", según Teresa Mariño, de Escuela de Negocios Caixa Nova.
Respecto a las ayudas oficiales a la exportación e internacionalización de las Pymes, Jesús Ramírez, profesor de ETEA - Universidad de Córdoba, afirmó que "muchas veces estas ayudas no las recibe quien las necesita sino el que está especializado en cumplimentar los formularios para pedirlas y cómo las meras barreras burocráticas imposibilitan las inversiones en distintos mercados y negocios".

Con el fin de ayudar a solventar algunos problemas en la concesión de créditos, Pablo Pombo, Secretario Técnico de la Red Iberoamericana de garantías (REGAR) destacó "el importante papel de los Sistemas de Garantías y Avales (SGR) y la deseable alianza entre el ICO y el sector de la SGR para dotar de garantía a los programas públicos de financiación".

"Otro problema de la Pyme española en la actualidad son las carencias gerenciales como desconocer la información y las fuentes donde obtenerla, para poder manejarla y analizarla de cara al proceso continuado de toma de decisiones. Aquí juega un papel relevante entidades como el Registro Mercantil como garante del depósito de información oficial corporativa y fuente de información primaria", según dijo Mª Echave-Sustaeta, Vocal Directora del servicio de Coordinación de Registros Mercantiles.

"Hasta que no adquiramos la conciencia que la información es un bien público vamos a tener un déficit trascendental respecto al modelo anglosajón y esto es algo que se pone de manifiesto ante el hecho de tener que demostrar que las empresas deben de ser trasparentes, cuando es algo que desde el punto de vista anglosajón, accountAbility, la rendición de cuentas, no solo la trasparencia, es algo a lo que se está sometido..." según Maroto.


De izquierda a derecha: Juan Antonio Maroto, Universidad Complutense de Madrid, Domingo García, Universidad Politécnica de Cartagena, Teresa Mariño, Escuela de Negocios Caixanova, Mª Ángeles Echave-Sustaeta, Colegio de Registradores de España, Jesús N. Ramírez, ETEA-Universidad de Córdoba, Francisco M. Somohano, Universidad de Cantabria, Pablo Pombo, Red Iberoamericana de Garantías (REGAR) y José Luis Lizcano (Moderador), AECA.