"La nueva Ley de Auditoría supone un avance en la
modernización y homogeneización de la profesión con Europa"
Tras más de veinte años entre ambas normativas, el principal objetivo de la nueva Ley de Auditoría es la modernización y homogeneización de la profesión con Europa. La nueva Ley 12/2010 modifica numerosos aspectos, dejando intactos únicamente tres artículos de la ley 19/88. Este cambio supondrá un aumento de la calidad de los trabajos de auditoría incrementando la confianza de los usuarios de la información financiera, reforzando la función social de esta profesión.

Madrid, 4 de octubre de 2010. Bajo el título "La nueva Ley de Auditoría" tuvo lugar la segunda Mesa Debate AECA con la participación de un destacado plantel de expertos provenientes de distintos ámbitos.

Principales Novedades
Eva Castellanos, subdirectora general de normas técnicas de auditoría del ICAC, destacó tres novedades fundamentales de la Ley:
1. La armonización de requisitos con la Unión Europea en materia de auditoría. La nueva Ley establece la obligatoriedad de aplicar las Normas Internacionales de Auditoría (NIA), emitidas por el IFAC y aprobadas por la UE.
2. Fortalecimiento de los sistemas de supervisión pública. El ICAC se consolida como supervisor, y se le exige realizar periódicamente un control de calidad externo a las firmas de auditoría para así garantizar una serie de requisitos.
3. Las firmas que auditan a entidades de interés público deberán publicar un extenso y detallado informe anual de transparencia, en línea con las mejores prácticas de gobierno corporativo.

Independencia y responsabilidades
En materia de responsabilidad civil, la Ley ha supuesto un enorme avance en la seguridad jurídica del auditor, eliminándose la responsabilidad ilimitada, pasando a un régimen de responsabilidad proporcional y directa. También ha sido revisada la responsabilidad administrativa, exigida por el ICAC, racionalizando y ajustando las infracciones de carácter muy graves, graves y leves.

En cuanto a las incompatibilidades, en la nueva norma prima un enfoque de principios según el cual, el auditor debe evaluar las amenazas a su independencia y establecer las salvaguardas oportunas ante amenazas tales como auto-revisión, interés propio, familiaridad, confianza o intimidación. Sin embargo, en determinadas situaciones la nueva Ley mantiene que no cabe salvaguarda posible y las prohíbe estableciendo precisiones a situaciones concretas (por ejemplo el desempeño de cargos directivos, intereses financieros, vínculos familiares, etc.).

Control de Calidad y Supervisión
Bajo la nueva Ley el control de calidad pasa a ser el objetivo fundamental de la supervisión. Frente a los años pasados donde el control técnico era la piedra angular de la supervisión, ahora se pretende avanzar hacia un modelo en que prime el control preventivo.

"El nuevo control de calidad supone un cambio radical respecto al anterior sistema de supervisión técnica, haciendo necesario que los auditores tengan un control de calidad interno adecuado y público, en el caso de las entidades de interés público" explicó Ramón Madrid, vicepresidente del REA.

Auditorías de las entidades de interés público
Para Fernando Polo, profesor del grupo de investigación sobre Auditoría, CEGEA, de la Universidad Politécnica de Valencia, la transparencia informativa de las empresas auditadas resulta fundamental ya que aumenta la confianza de los inversores y mejora la función social de las auditorías.

Entre las novedades, el profesor Polo destaca que "las firmas que auditan a Entidades de Interés Público están obligadas a presentar un informe anual de transparencia. Esto se debe a que dichas entidades de interés público tienen un impacto mayor en la economía y una mayor visibilidad, por lo que la directiva aplica mayores requisitos en su auditoría".

Novedades en las Normas Técnicas de Auditoría
El auditor basa su opinión en la obtención de evidencias así como en su juicio profesional. Las normas técnicas de auditoría facilitan y permiten lograr ambos objetivos. Eladio Acevedo, secretario general del REGA, se encargó de analizar las principales novedades de este tema.

En relación a la Norma Técnica sobre la relación entre auditores, Acevedo, señaló que con la nueva Ley se refuerza la obligación del auditor saliente de colaborar con el auditor entrante. Por otro lado, "en los grupos consolidados se estable la obligación del auditor principal de tutelar el trabajo de los distintos componentes, no solo fijando la estrategia global de auditoría, sino estableciendo también las reglas por las que los auditores de los componentes van a facilitar al auditor principal los papeles de trabajo", indica.

Aplicación de las Normas Internacionales de Auditoría
La 8ª Directiva Comunitaria señala que en los Estados miembros la auditoría debe ajustarse a las Normas Internacionales de Auditoría. Mª Antonia García Benau, catedrática de la Universidad de Valencia, experta en normativa internacional, destacó algunas de los aspectos más relevantes de las, hasta el momento, 36 Normas Internacionales de Auditoría clarificadas. La profesora García Benau reconoció que no se sabe con precisión cuando se aplicarán en España las Normas Internacionales de Auditoría, aunque "seguramente no antes de 2012", indicó al respecto.

Estas normas destacan la importancia de la ética en el ejercicio de la profesión para alcanzar los objetivo de la auditoria, así como el papel de la formación tanto para el acceso a la profesión como para la continua capacitación de los auditores. "La nueva Ley supone un avance en este sentido, haciendo necesaria la acreditación de una formación continuada por parte del auditor de cuentas", explicó la catedrática.

La auditoría interna y la nueva Ley
"Con la nueva Ley han aumentando los requisitos de transparencia sobre los sistemas de control interno y gestión de riesgos, haciendo que el Comité de Auditoría asuma la labor de "supervisar", y no solo conocer -como hasta ahora-, el proceso de control interno y la elaboración de la información financiera", afirmó José Manuel Muries, presidente del Instituto de Auditores Internos de España (IAI), y miembro del grupo de trabajo de la CNMV emisor del Documento "Control interno sobre la información financiera en las entidades cotizadas".

 

De izquierda a derecha: Eladio Acevedo, secretario general del REGA; Ramón Madrid, vicepresidente del REA; Fernando Polo, profesor de CEGEA (UPV); Eva Castellanos, subdirectora general de normas técnicas de auditoría del ICAC; Mª Antonia García Benau, catedrática de la Universidad de Valencia; José Manuel Muries, presidente del Instituto de Auditores Internos (IAI); y José Luis Lizcano, director gerente de AECA (moderador).