· Página principal de AECA
· ¿Qué es AECA?
· Investigación de vanguardia
· Plan de actividades 2009

· Envíe sus anécdotas, fotos y   sugerencias

Desde que AECA se incorporó a la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos (CEDE), hace ya nueve años, he tenido la oportunidad de seguir de cerca la excepcional actividad de la entidad, de la que destacaría su clara vocación de liderazgo en el desarrollo de distintas áreas clave en la gestión empresarial como la responsabilidad social corporativa, el buen gobierno o la contabilidad, por citar sólo unos ejemplos. Su implicación en el desarrollo de la función directiva, de la que destacaría su actividad investigadora y editorial, son un modelo de compromiso y voluntad de servicio para con los directivos que, con el tiempo, ha llevado a sus dirigentes a ampliar los horizontes fundacionales de la asociación.

Esta actuación ha dado excelentes resultados, como lo prueba el alcanzar el trigésimo aniversario en un estado envidiable de salud institucional. Quiero asimismo aprovechar estas líneas no sólo para felicitar a la entidad, a sus dirigentes y colaboradores, sino para agradecer a todos ellos el apoyo y complicidad que siempre han mostrado a nuestra Confederación Española de Directivos y Ejecutivos (CEDE). Recuerdo que, en el momento de su incorporación, CEDE era poco más que un proyecto ilusionante. Su respaldo desde entonces nos ha ayudado a que una amplia mayoría de las asociaciones de directivos de nuestro país formen ahora parte integrante de la Confederación, tanto por el prestigio de AECA como por la preeminencia de las grandes personas que la dirigen, con el profesor José Barea a la cabeza.

A los directivos españoles pertenecientes a CEDE nos enorgullece que Don José Barea nos acompañe desde hace tantos años. Su pensamiento, sus conocimientos y sus reflexiones son una guía constante para la Confederación y para nuestro Senado, que preside desde su creación, órgano consultivo de nuestra entidad en el que se debaten las grandes decisiones de CEDE.

La estrecha vinculación entre CEDE y AECA también se ha puesto de manifiesto por su permanente participación en la Junta Directiva de la Confederación, donde AECA ha contado durante todos estos años con una doble representación, la del actual presidente Leandro Cañibano y del vicepresidente primero Eduardo Bueno.

Por todo ello, no puedo menos que agradecer a AECA la oportunidad que me brinda con motivo de este aniversario de expresar, a título personal y en nombre de CEDE, el profundo agradecimiento y sincero reconocimiento a la asociación por su dilatada trayectoria y la brillantez de su labor

¿Qué espera de la Asociación en el futuro?

En primer lugar, que siga participando de una forma tan activa como hasta ahora en el desarrollo profesional de los directivos españoles. AECA ocupa ya un lugar de honor en el ámbito asociativo y, sin duda alguna, va a seguir siendo un referente para nuestra clase dirigente en estos próximos años, teñidos en estos momentos por la incertidumbre.

Múltiples son los retos a los que los directivos españoles y nuestra economía debemos hacer frente en estos próximos meses y años; como es obvio, para superarlos con éxito debemos contar con fuentes de conocimiento y espacios de reflexión y debate como el que AECA representa, por lo que su aportación al diálogo colectivo seguirá gozando de interés y utilidad.

En segundo lugar, espero que, dentro del marco que ofrece la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos, podamos seguir colaborando por muchos años con AECA impulsando de forma conjunta, con el concurso de las principales asociaciones de directivos que CEDE aglutina, proyectos e iniciativas que contribuyan decididamente al progreso de nuestros directivos, de nuestra economía y del conjunto de la sociedad.

Volver a la sección de entrevistas

 


Entrevista a D. Isidro Fainé, presidente de la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos

¿Qué destacaría acerca de la labor de AECA durante todos estos años y de su relación personal con ella?